Todo lo que debes saber sobre las etiquetas de mercancías peligrosas ADR

En el artículo de hoy queremos hablar y dar a conocer mejor las etiquetas mercancías peligrosas.

Las etiquetas ADR son unos adhesivos especiales pensados para señalizar los vehículos que transportan mercancías pesadas y peligrosas. Cada etiqueta identifica un tipo de riesgo.

Estas etiquetas tienen siempre forma de rombo y sus dimensiones son de cómo mínimo 100 x 100 mm.

Las siglas ADR hacen referencia al nombre en inglés European Agreement concerning the International Carriage of Dangerous Goods by Road

(Acuerdo Europeo sobre el Transporte Internacional de Mercancías Peligrosas por Carretera, en español).

Un acuerdo europeo firmado por varios países de la Unión en Ginebra en 1957 para regular el transporte de mercancías peligrosas por carretera. La actualización más reciente entró en vigor el 1 de enero de 2019.

¿Qué clase de etiquetas mercancías peligrosas existen?

      • 1 Explosivos: Productos que tengan riesgo de explotar con el transporte o la manipulación de los mismos. Materias explosivas y pirotécnicas.
      • 2 Gases: Gases en todas sus formas.
      • 3 Líquidos: Todo tipo de líquidos inflamables.
      • 4.1 Materias sólidas inflamables autorreactivas y explosivas desensibilizadas sólidas: Sólidos que en condiciones normales de transporte son inflamables y la fricción puede desencadenar incendios. Sustancias como azufre o celulosa.
      • 4.2 Materias espontáneamente inflamables: pueden sufrir combustión espontánea al entrar en contacto con el aire o el transporte. Por ejemplo el fósforo y el celuloide.
      • 4.3 Materias que, en contacto con el agua, desprenden gases inflamables. Potasio, viruta de aluminio…
      • 5.1 Materias comburentes: Líquidos o sólidos que favorecen la combustión. Son materias que desprenden oxigeno y pueden provocar la combustión de otras materias.
      • 5.2 Peróxidos orgánicos: Derivados del peróxido de hidrógeno. Estas sustancias son extremadamente peligrosas, pueden arder violentamente.
      • 6.1 Materias tóxicas: Pueden provocar la muerte al ser ingeridas, al entrar en contacto con la piel o al ser inhaladas.
      • 6.2 Materias infecciosas: Contienen microorganismos que pueden causar enfermedades.
      • 7 Materias radiactivas: Tienen elementos radiactivos como el uranio o plutonio. Las materias radioactivas emiten radiación ionizante.
      • 8 Materias corrosivas: Provocan daño por contacto. Dañan la piel al entrar en contacto con ellas.
      • 9 Materias y objetos peligrosos diversos: Presentan algún tipo de riesgo que no está incluido en las anteriores clasificaciones.

Esperamos que la entrada de hoy haya servido para clarificar un poco más cómo funcionan las etiquetas ADR. ¿Las conocíais? ¿Sabíais que existían tantos tipos?